Un nuevo amanecer para el ajedrez en Ecuador

Actualizado: 11 jul 2021



No hay mal que dure cien años ni tablero que lo resista. En marzo del 2020 se declaró el encierro obligatorio en el Ecuador y las piezas de ajedrez debieron confinarse hasta nuevo aviso.


Las ansias de jugar migraron al internet. Las páginas de juego crecieron exponencialmente y las partidas se contaban de a miles. Este auge del deporte ciencia fuera de sus esferas comunes se vio alimentado también por la serie “Gambito de Dama”. No todo era brillo.


Problemas contrarios a la voluntad de los jugadores protagonizaron amargas derrotas. La conexión se caía en el momento crucial dejando a la suerte del servidor el resultado. Fracasos de ratones que soltaban las piezas en casillas envenenadas. El año telemático fue obligatorio pero el ruego de volver a una partida presencial repicó con mayor intensidad en los últimos meses.

El evento contó con dos Maestros Internacionales y un Maestro FIDE

Azogues se convirtió en la materialización de este deseo. Los jugadores atendieron al llamado desde provincias lejanas unidos por una misma pasión: el ajedrez. Las mesas en filas ostentaban las piezas que se sintieron suplantadas por sus similares digitales. La sala de juego se lleno pronto de los niños corriendo con sus sonrisas ocultas detrás de las mascarillas. El ambiente festivo engalanó la jornada y el poniente sol que iluminaba el salón daba la venia para iniciar el torneo.


El patético zoom de control con su ojo miope volvió al árbitro de hojas en la mano y atendiendo los llamados de mesa en mesa. Las jugadas ilegales, regla casi olvidada, volvieron a cantarse con las voces infantiles y las manos en alto. “Pieza tocada, pieza jugada” debutó con ahínco y penalizó la duda. Se izaron las banderas en los relojes que balanceaban las fuerzas del tiempo en cada partida. El gesto reflexivo con las manos adheridas al rostro acompañó las jugadas anotadas a mano.


El Club Chaturanga pidió la oportunidad de colocarse en la historia de los primeros torneos presenciales luego de la pandemia. Las medidas de bioseguridad, el aforo, el control en la entrada y los padres que debían esperar los resultados en la vereda de en frente fueron los nuevos ingredientes de la competencia. Nueve rondas de blitz y siete de ajedrez activo marcó el arranque en los torneos presenciales. Delegaciones de las provincias de Napo, Morona Santiago, Pastaza, El Oro, Cañar, Azuay y del Manabí Chess Club (un club nacido en la virtualidad cuyos jugadores por primera vez compiten en un evento presencial) se dieron cita al evento.


La pandemia parece estar en sus últimas jugadas, la apertura vacuna empieza a tomar fuerza en el tablero y con su sólido desarrollo pretende ganar la partida en poco tiempo. Mientras tanto, los torneos presenciales empiezan a resurgir y este paso por parte de Chaturanga será el primero de muchos que la comunidad ajedrecística pretende generar en los próximos meses.


Clasificación Final

U-10 (Activo)

1) Andrés Pacheco (FEDEORO)

2) Jordy Sozoranga (FDMS)

3) Emilio Santana (Manabí Chess Club)

Mejor Dama

Anita Zhindón Minchala (FDC)

U 14 (Activo)

1) Kevin Nagua (FEDEORO)

2) Pavel Erazo (Pastaza)

3) Belen Zhindon (FDC)

Mejor Dama

María Belén Zhindón (FEDEORO)

Abierto (Activo)

1) Miguel Sánchez (FEDEORO)

2) Carlomagno Oblitas

3) David Mendoza (FDA)

Mejor Dama

Mabel Zhingri (FEDE AZUAY)

U 10 (Blitz)

1) Jordy Sozoranga (FDMS)

2) Andrés Pacheco (FEDEORO)

3) Lucas Ruiz (Manabí Chess Club)

Mejor Dama

Anita Zhindón Minchala (FDC)

U 14 (Blitz)

1) Leonel Garzón (FDMS)

2) Johan Jaramillo (Pastaza)

3) Kevin Nagua (FEDEORO)

Mejor Dama

Sofía Zhunio (FDMS)

Abierto (Blitz)

1) Jonathan León (Club Chaturanga)

2) Carlomagno Oblitas

3) Mauro Aucay (FEDEORO)

Mejor Dama

Mabel Zhingri (FEDE AZUAY)





148 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo